23 de diciembre de 2018

Cajondios y en la puta Navidad.

Llega con todo su esplendor...
El obeso Papá Noel: Comedor compulsivo, la zorra de la Virgen María, el vicioso San José: Quien se sodomiza al burro en el pesebre...
Orgasmo capitalista: Compras: Compras: Compras.
Y vienen los recuerdos de la gente que no está.

Y mi Paca allá en el cielo: Insiste en ir a visitar a su hijo Kiko en el infierno.
"Verás Mari Paqui mis amigos están aquí. Y yo con ellos".
Y el pavo trufado de mi tía Susana.

Y a mi no me vengan con poesía: Ni virgen ni ostias. Si tuvo a Jesusito es que folló antes. Y si follo ya no es virgen.
Y hay quien dice que tuvo orgasmos múltiples.
Se corrió como una loca.

Y entonces todo iba bien en mi casa. Mis padres se separarían mas tarde.
Y mi primo Enrique nos venía a visitar con su traje de marinero -elaborado en la tienda de toldos.
Y mi tío Adolfo enviaba desde Melilla artilugios electrónicos, que aún no habían llegado a la península.

Y la Paca oía a Serrat. Al tiempo que preparaba el pesebre.
¡Santo dios, que duende tenía la Paca!.

Y mi hermano Javier me dice: Traete un porro Kiko.
¡Hecho!.
                Leopoldo. 

21 de diciembre de 2018

Preparativos Marruecos.

Como siempre la maleta cargada de libros. Luego seguro que me faltan calzoncillos.
Vuelvo a países en desarrollo.
Una minusvalía del 67 por ciento no me impide acometer la empresa.
Voy con Tayeb: Mi profesor de árabe y con Eva, su pareja.

Vamos a Casablanca, Rabat, Marraquech, y cruzaremos el Atlas hasta Uarzazate.

Como siempre: India, Nepal, Marruecos, Turquía y Méjico. Por fin.

Un buen botiquin y libros de poesía.

Como no, me acompañará Leopoldo María Panero.

Pero en esta ocasión es un viaje de pijos: Buenos hoteles y restaurante.

Es una prueba para futuros viajes con Tayeb.

Me encuentro intelectualmente recuperado de mi TCE y físicamente con pocas limitaciones.

De nuevo veré el desierto del Sáhara: Infinita belleza: Mar de arena.

Y el caso es que tras pasar esta prueba de fuego iniciaré muchos más viajes.

Mi intención es escribir libros de viajes y aventuras.

Y sobre todo recuperar mi espíritu.

Ser de nuevo catapultado al mundo de la Poesía y del Flamenco.

Seré un verso suelto, aunque sin las incomodidades de mis habituales incomodidades de mochilero.

Buenos precios: Oporto-Casablana: 200 euros. Y coche alquilado en Casablanca..

No hay riesgo y por lo tanto hay menos poesía: Pero acaso no hay poesía en viajar ncon una minusvalía del 67 por ciento.

Volveré y os haré felices.
                                     Kiko Cabanillas.

28 de noviembre de 2018

El Magreb me llama.

Ya hemos comprado los billetes de avión a Casablanbca. Viajamos mi profe de árabe: Tayeb, su pareja: Eva, y yo.
Tenemos pensado ir a Marrakech, a Rabat y al sur: Uarzazate.
Yo en Uarzazate es donde me di una carrera en pelotas por el desierto.
Fueron muy baratos: 200 euros ida y vuelta.
Me muero de ganas de volver a viajar.
Llevo seis meses entrenando en el gimnasio de la Casa del Agua, por lo cual mis problemas de movilidad han disminuido claramente.
Además con Tayeb voy muy protegido y seguro.
Eva es encantadora.
No aguantaba más sin viajar.

He vuelto a fumar hachís y tabaco.
No llego a la media cajetilla diaria de Camel.
Y hachís fumo sólo los fines de semana. Y si viene Julia el fin de semana lo traslado a miércoles y jueves.
Aún así le he dicho a Julia que fumo hachís de ve en cuando. ¿Cómo lo ves?.
No veo que sea un delito fumar hachís. Y es por ello por lo que se lo he dicho a Julia. Además tengo amistad con varios camellos de hachís marroquíes. A uno de ellos le doy clases de español en un bar los sábados, entre canuto y canuto
Estaremos tan sólo diez días.

Estoy en jornada intensiva de trabajo: Comienzo a las seis y media dándole clases de español a Karim (niño árabe) antes de ir al cole. Continuo con Salma (también marroqui). Y a las 11.00 horas voy a mis clases de Ecos do Sur.
Por la tarde escribo y voy a talleres de Literatura y Filosofía en la Biblioteca Municipal de Los Rosales.
Leo casi un libro diario.

Espero que vuestra trágica temporada existencial sea del mejor modo posible.
Muchos besos a los tres.

Leopoldo.

21 de octubre de 2018

Hacia el norte.

Me había enamorado de Salma. Y había ido con ella a Marruecos a ver a su familia.
Asimismo, recorreríamos el país hasta el sur.
Finalmente visitamos Marrakech, con el mercado más bonito que he visto en mi vida.

Fue de un día para otro el que me enamorase de Salma.

De repente era mi princesa. Yo seguí dándole clases de español  por Skype, pero un buen día no pude evitar decirle que la quería.

El sentimiento era correspondido.

Mi dilema consistía en que un profesor nunca debe enamorarse de una alumna.

Pero había sido inevitable: Su sonrisa me cautivó.

Yo ya sabía que estaba enferma del corazón: Tenía una válvula, pero estimaba que estaba todo controlado.

Y sucedió de repente: Estábamos al sur de Marruecos y no se despertó.

Sólo de nuevo.

Fui a su casa marroqui e informé a su familia de su fallecimiento.

De nuevo estaba sólo y quise viajar como antaño, en autobús. Llegaría a Tarifa y cruzaría el estrecho.

Y cuando alguien me preguntaba a dónde iba yo, con grandes dificultades para hablar le decía: "Hacia el norte".

Y fue en el norte donde conocí a Salma, yamila, vasuxa, (bonita, cariñosa) y dónde me enamoré de ella, de su sonrisa, de su timidez. De su forma de dejar quererse.

Leopoldo..

21 de septiembre de 2018

A Madrid a ver a Santi.

Hoy viernes, dentro de un par de horas, me voy a Madrid en tren.
En cometido el exceso de hospedarme en el hotel Lagasca, del grupo NH, con cuatro estrellas, lo cual me valió una reprimenda de mi ex, que me había buscado un dos estrellas, muy bien de precio.
Pero digo yo: ¿De quien coño es el dinero?
Querida soy un comunista aristocrático. Y en mi familia me han enseñado a valorar el lujo.

Lo cual no quita -neuróticamente- el que yo piense que todos debemos de tener lo mismo.

Pues bien, el objeto de mi viaje es Santi, quien salió victorioso de una compleja operación de espalda con la cual le han reducido la escoliosis.

Lo hecho un mundo de menos y sé que me dará besos con lengua.

Luego está mi víctima: La Keka, a quien no podré ver pues pasa el finde fuera de la capital. Llanto.

Ayer tuve mi taller de Poesía en casa, con Tayeb y Jacobo de alumnos. Estudiamos la obra del gran místico San Juan de la Cruz, y leímos algunas de sus poesías. Fascinante.
Y de paso nos fumamos un porro del hachís de la dominicana. Fantástico.

Además este lunes inicio mis clases de español con la ONG Ecos do Sur. Me muero de ganas.

Este año voy a tener una agenda muy intensa.
A primera hora de la mañana de doy clases a Salma de español "abra" Skype. Luego tengo en casa mi curso intensivo de árabe con Tayeb. Y acto seguido me voy a Ecos, también a clase.

Por la tarde, Club de Lectura, los lunes. Y Taller de Filosofía los miércoles. Y los martes, jueves, sábado y domingo tendré tiempo para escribir. Todos los días iré al gimnasio a la hora de comer. Visita a la biblioteca Los Rosales los sábados por la mañana. Y taller de Poesía los domingos.
                                                      Leopoldo.

13 de septiembre de 2018

A Coruña difusa.

Abandonado el monasterio de Tui fui a pasar unos días a casa de mi hermano Javier en el compostelano O Pino. Excelente comida apoyada por la verdura de su huerto.
Trabajos dirigidos por Avelino en la finca, con los que disfruté sin igual. Pues me recordaba a los que hacía de joven con el Negro en A Barcia.
Además, le haré caso a mi cuñada Ana que dice que yo debo compatibilizar el trabajo intelectual con el físico.
Y cuando se fue mi ex de casa de A Coruña me dirigí a ella. Pues no quería coincidir en casa.
Me costó mucho por no ver a Santi.
Ya en mi hogar retomé mis actividades: Le di clase a Salma por Skype, recibí en enseñanzas de árabe con Tayyeb, acudí todos los días al gimnasio de la Casa del Agua; y a la tarde lectura y escritura así como visitas a la biblioteca. Además de las labores ordinarias como hacer la compra y cocinar.
Todo ello desdibujado por el consumo de alcohol y hachís, si bien se trata de un consumo muy moderado, que en cuanto me impida realizar mis labores cotidianas será abandonado de inmediato.
--------------------------------------------------------------------------------------------
 Y os cuento una idea como fuente de inspiración tanto para mi periodismo como para mi literatura: Me voy a infliltrar en el mundo gay de A Coruña.
He localizado pubs de ambiente homosexual, así como páginas web en Internet.

Lo cierto es que a mi siempre me han gustado esos ambientes marginales. Y además voy a escribir un libro a modo de crónica de lo que me vaya pasando en mi incursión.

Lo mas que me puede pasar es que me guste. Y yo estoy abierto a todo. Comienzo en breve.

                                                                  Leopoldo.

14 de agosto de 2018

Monasterio de Poio.

Mañana comienzo mi retiro espiritual en el monasterio de Poio , en el que voy a estar recluido quince días. Bueno en un hostal adyacente.
Me llevo "El Ulisses" de Jame Joyce y poesía de Leopoldo María Panero.
Y muchas ganas de descansar.
Mi alumna de español Salma me echará mucho de menos. Y yo a ella.
Para animarme visioné ayer "Sexo en el monasterio" en Internet, pero mi amigo taxista José me dijo que no me hiciese ilusiones porque nada más alejado de la realidad.
El caso es que tendré tiempo para reflexionar y para leer.
Y procuraré seguir con mi régimen de adelgazamiento, aunque no estoy obsesionado en ello, ya que creo que en monasterio se come de maravilla.
También veré a mis amigos de Pontevedra. Y en especial al Nanas, quien me irá a esperar mañana a la estación de ferrocarril y me llevará al monasterio en coche.
He hecho el esfuerzo de no llevar hachís, ya que dios no casa muy bien con el mismo y a lo mejor tendría problemas.
A la vuelta en septiembre iré a Madrid a ver a Santi y a Keka.
Virgen mía que paciencia tiene la pobre, pero es que estoy perdidamente enamorado (de una mujer casada).
                                      Kiko Cabanillas.